Beneficios

  • Funciona con cualquier teléfono móvil y teléfono convencional
  • No es necesario que el propietario se encuentre en la vivienda
  • Comunicación directa entre la placa de calle y la conserjería, con los propietarios de la comunidad
  • Posibilidad de dejar mensajes al buzón privado de cada vivienda
  • Mensajería instantánea privada con los propietarios, para temas urgentes, paquetería, visitas, etc
  • Apertura de puertas de forma remota, ó mediante tarjeta, llavero ó código
  • Muy conveniente para simular su presencia en el domicilio en segundas residencias
  • Ideal en situaciones de no encontrarse en la vivienda y poder contestar desde cualquier lugar
  • Reducción de averías y costes de mantenimiento
  • Inmejorable calidad de servicio para propietarios e inquilinos